martes, 12 de diciembre de 2017

Georg Tappert (1880 – 1957)


Nació en Berlín, el 20 de octubre de 1880. Ese mismo año nacieron Ernst Ludwig Kirchner y Franz Marc, los máximos representantes de los dos principales movimientos expresionistas alemanes, Die Brücke y Der Blaue Reiter. Aunque Tappert nunca perteneció a dichos grupos fue gran amigo de casi todos sus miembros, y siguió la mayor parte de sus consignas, participando en varias exposiciones conjuntas. Fue fundador de la “Neue Secession”, junto a Emil Nolde y Max Pechstein.
Por recomendación de Max Liebermann, inició sus estudios de arte formales, en la Academia de Bellas Artes de Karlsruhe en 1900. A su regreso a Berlín, expuso de forma individual por primera vez en la galería de Paul Cassirer, en 1905.
Residió en la colonia de artistas en Worpswede, cerca de Bremen, de 1906 a 1909, donde hizo amistad con Heinrich Bogeler y fue influenciado por Paula Modersohn-Becker. En Worpswede fundó una escuela de pintura que tuvo como alumno entre otros a Wilhelm Morgner.
A su vuelta a Berlín, momento de gran eclosión de actividad artística en Alemania, su pintura no fue aceptada por el jurado de la Berliner Secession, tras lo que decidió fundar la Nueva Secesión berlinesa con Emil Nolde y Max Pechstein. Fue su segundo presidente y principal organizador.
Durante este período, hasta la Primera Guerra Mundial, Tappert pintó grandes obras expresionistas, con imágenes de mujeres, bailarinas, retratos y desnudos de su modelo preferida, Betty.
En 1911, año en que pintó uno de sus mejores cuadros: “Varieté”, actualmente en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid, se realizaron espectaculares exposiciones de la Neue Secession, muestras que fueron las primeras en incluir obras de artistas pertenecientes tanto a Die Brücke como a Der Blaue Reiter junto a obras de artistas franceses, rusos y checos.
Participó con cuatro obras en el Sonderbund de Colonia, en 1912, momento que señala un punto culminante en su producción, en el que realizó sobre todo cuadros de figuras y desnudos.
En 1918, tras la Primera Guerra Mundial  participó en el grupo revolucionario November Gruppe y comenzó a enseñar de nuevo, actividad a la que se dedicó en cuerpo y alma, tanto que redujo considerablemente su producción artística.
A la llegada al poder del nacionalsocialismo en Alemania, fue uno de los primeros profesores en ser despedidos y sus cuadros pasaron a formar parte del llamado por los nazis “arte degenerado”.
Continuó pintando, fundamentalmente paisajes, pero su inspiración pareció haberse secado, nunca superó este bache, aunque en 1945, tras la Segunda Guerra Mundial, ya con 65 años de edad, le fue encomendado reorganizar la Hochschule für Bildende Künste junto a Karl Hofer.
En 1953 fue galardonado en reconocimiento a su labor educativa con la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania.
Dado que no volvió a exponer, su obra fue obviada por los críticos durante muchos años, incluso por los que se interesaban por el renovado Expresionismo alemán. Su obra, que casi de forma excepcional había sobrevivido completa durante la Guerra, fue redescubierta, la primera monografía de sus cuadros se publicó en 1980 y el catálogo de sus grabados en 1996.
Desde el año 1993, su legado, recopilado por la Fundación Georg Tappert, está depositada en el Schleswig-Holsteinischen Landesmuseum.
Murió en Berlín, el 16 de noviembre de 1957.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.
































Christian Rohlfs (1849 - 1938)


Nació en Gross Niendorf, Kreis Segeberg, Alemania, el 22 de noviembre de 1849. Se le recuerda como uno de los más importantes representantes del expresionismo alemán, estilo que empezó a practicar cuando contaba más de cincuenta años de edad.
Comenzó a pintar durante su reposo obligado por una enfermedad, a causa de la cual permaneció en cama de 1864 a 1866. El médico que le asistía, descubrió su talento y le apoyó para que lo desarrollase. Realizó sus estudios de arte en la Grossherzogliche Kunstakademie de Weimar, que finalizó en 1884.
Gozó de la admiración del Gran Duque de Sajonia-Weimar que lo apoyaría durante muchos años.
Desde 1888 desarrolló su propio estilo, próximo al impresionismo francés y más concretamente al de la Escuela de Barbizón.
En 1900, a través de Henry van de Velde, conoció a Karl Ernst Osthaus, importante mecenas y coleccionista que poseía un importante número de obras de arte, entre las que se incluían pinturas de Claude Monet, Paul Signac, Paul Cézanne, Paul Gauguin y Vincent Van Gogh, entre otros. Osthaus convenció a Rohlfs para que alquilase un estudio en Hagen, Westfalia, como parte de su campaña para que su colección se convirtiera en el punto focal de todo lo que suponía innovación en el arte contemporáneo. Es curioso que Osthaus fuera uno de los primeros directores de museos alemanes que comprara obras de  Van Gogh, que se habían expuesto en Hagen en 1905.
El Museo Thyssen Bornemisza de Madrid posee un óleo de Rohlfs: “Jardín en Soest”, con clara influencia de Van Gogh, lo que determina casi con toda seguridad que conocía su obra.
Pasó el verano de 1905 en Soest, donde contactó con Emil Nolde (Emile Hansen), y debido a su influencia se adentra en el expresionismo, en los momentos que se iniciaba la Die Brücke, exponiendo en las primeras muestras del grupo.
En 1929, se creó el Museo Christian Rohlfs en Hagen, coincidiendo con el 80 cumpleaños del artista.
La Primera Guerra Mundial fue para Rohlfs un período de pesimismo y abatimiento, enfermo y sordo; estado que propició  sus cuadros de temática religiosa, que nunca había practicado.
Finalizada la guerra, inició un nuevo período vital y optimista en su obra, en el que realizó pinturas de flores; igualmente el óleo cede paso a otras técnicas, como la tempera y la acuarela.
Como todos los demás expresionistas alemanes, Rohlfs sufrió el acoso de los nazis en la década de 1930.
En 1937, 412 de sus pinturas fueron calificadas como arte degenerado y sus obras confiscadas y retiradas de los museos, se le prohibió pintar y fue expulsado de la Academia Prusiana de las Artes de Berlín.
Un año más tarde, el 8 de enero 1938,  murió en su estudio en Hagen.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.